Técnica y Estilo

Técnica y Estilo

Mundo geométrico, mundo que nos rodea.

Óleo, acrílico, espátula y geometría.

Desde niños, hemos aprendido geometría, hemos visto que el mundo está formado prácticamente por figuras geométricas. De que todo lo que tiene forma tiene una limitación, desde nuestro existir, que es lo opuesto al infinito. En nuestros pensamientos, podemos crear formas y llegar a visualizar de que estamos rodeados de estas. Todo, pero absolutamente todo, tiene “una forma”. Como por ejemplo: Para dibujar un caballo y ver su anatomía, tenemos que tomar sus partes con círculos y con distintas formas geométricas, es de esta manera que podemos llegar a obtener su figura. Como también de un rostro o cuerpo humano, un árbol, una casa, en fin, todo lo que está en esta tierra tiene forma y una explicación de ella.

Llevo seis años dibujando y pintando lo diverso del universo, pero como artista, tenía la necesidad de tener una identidad como tal.

Todo este tiempo estuve analizando cuál sería mi toque especial, estuve muy atenta a todo lo que se me presentaba (no fue fácil), como todo en esta vida, que requiere de tiempo, paciencia y mucha perseverancia. Y como se dice: Dios nos creó a su imagen y semejanza; entonces pensé: “Porque no llevar ese mensaje al mundo de una manera artística, debido a que él me dio este talento? ¿Maravillosas son su obras? Tanto así que estamos en constante acercamiento a ella, siendo que muchas veces hasta ni nos damos cuenta.

Exhibir lo heredado me parece un agradecimiento total. Me llena el alma y me completa como ser humano y como artista.

Comencé a plasmar en el lienzo todo lo que había analizado y estudiado durante todo esto tiempo (en la primer obra) con mi sello personal. ¡Y dije: esto es!

No se imaginan como me llené de felicidad en ese momento. Como pude percibir que lo que estaba pensando era lo mío para transmitírselos. Además que, se veía tan único, tan elegante y sutil.

Dios nos ha dado tanto, que lo infinito que ha hecho por nosotros se convierte en formas. Nos regaló un cuerpo y todo lo que necesitamos para poder vivir y sobresalir, nos regaló la naturaleza, la melodía. Nos regaló tanto, que hasta lo que no podemos descifrar habita en nosotros de alguna u otra forma.